miércoles, 11 de junio de 2014

Tú puedes hacer sketchnote: olvídate de excusas

(Nota importante: si no sabes qué es un sketchnote pásate antes por aquí.)


Los cobardicas suelen ponen excusitas para no hacer algo. Si te gustaría tomar apuntes visuales pero no te atreves, aquí dejo tres consejos para vencer tus miedos.



1. No sé dibujar


Yo tampoco. Nunca he tomado clases de dibujo, pintura o expresión artística. No importa. Esto no va de talento artístico. Basta con que te crees una pequeña biblioteca de dibujillos que puedas usar para resumir conceptos. Piensa qué contenidos son habituales en los eventos en los que tomas notas. Hazte con unos dibujos básicos, que puedas ejecutar en segundos, sin florituras, ni detalles barrocos. Google imágenes te puede ayudar a encontrar inspiración. Fíjate, cuando buscas una imagen, cómo te ofrece una opción de “dibujos”. Es más fácil copiar (ejem) hacer una versión de un dibujo que de una foto. Cualquier cosita que se parezca un poco al concepto que tratas de dibujar será muy bienvenida. Te prometo que poco a poco te va salir de forma más fácil.


2. No sé resumir


Tal vez estés arrastrando una antigua costumbre de tomar notas de todas y cada una de las palabras del profesor en clase. Intenta practicar en cada ocasión que tengas registrando sólo algunas palabras que capten las grandes ideas del ponente. Puedes ir ejercitando el resumen, sin tratar de dibujar. 


3. Esto no vale para nada


Créeme si te digo que:
  • Es una buena manera de permanecer atento, por muy aburrida que sea la situación.
  • Te obliga a mejorar la comprensión, porque lo tienes que traducir a otro lenguaje y lo que no entiendes no lo puedes traducir
  • Te ayuda a recordar mejor lo que has resumido
  • Te conecta con tu lado creativo. Es una forma de conectar lenguaje verbal con lenguaje visual y te lleva a trabajar con metáforas, asociaciones, etc. 



¿Tienes otras excusas? Añádelas en los comentarios y veremos qué se puede hacer.

3 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Sobre todo las conclusiones finales.
    Desde que estudiaba C.O.U. (Dios, qué mayor soy...) tomé la costumbre de "decorar" mis apuntes con algunos dibujos y eso me ayudó en más de una ocasión a recordar los contenidos.
    No puedo estar más de acuerdo contigo: "...Esto no va de talento artístico..." Pero es un hábito que, si practicas, va mejorando.
    Una de las mejores aplicaciones que he encontrado para los "monigotes" es en la elaboración "Mapas Mentales" (Tony Buzan) que os recomiendo.
    ¡¡¡Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios Eduardo. Efectivamente, los mapas mentales son una herramienta visual muy recomendable para atrapar ideas a través de un esquema radial, que parte de una idea o concepto central. Mucho mejor si lo hacemos con rotus de colores y papel conectando ideas con dibujos, en lugar de hacerlo con herramientas informáticas, como el iMindMap de Tony Buzan. Podéis echar un ojo aquí: http://thinkbuzan.com/how-to-mind-map/

    ResponderEliminar
  3. Hola Mónica, me presento (reciente seguidora en Twitter). Otra excusa podría ser la que dice "¿Y qué pensarán los otros?" a la que se puede responder "¿Y qué más da?" -- de acuerdo con Eduardo, siempre vas mejorando.

    ResponderEliminar