domingo, 29 de marzo de 2015

Behind the musgo: Cómo hice el Sketchnote del TweetUp de La Factoría Cuidando

El pasado miércoles 25 de marzo La Factoría Cuidando organizó un TweetUp para debatir sobre la comunicación en las organizaciones sanitarias.

¿Conoces La Factoría Cuidando?

La Factoría Cuidando es una plataforma de comunicación, que si tuviera que definir con un dibujo sería una matrioska o una navaja suiza con muchos adminículos.



Gestionada por dos enfermeros, Serafín Fernández Salazar y Antonio Jesús Ramos Morcillo,  ofrece recursos para profesionales sanitarios y pacientes a través de los tres blogs que contiene. Además, la última incorporación ha sido un buscador de eventos sanitarios.

¿Qué es un TweetUp?

Un TweetUp es una reunión de tuiteros (usuarios de Twitter) que puede ser online o presencial. En este caso, la cita no fue cara a cara sino que, desde las 22.00 horas hasta las 23.00, 196 personas se conectaron a Twitter y lanzaron tuits en torno a 3 temas:
  1. Los problemas de las organizaciones sanitarias respecto de la comunicación interna
  2. Ejemplos de casos de éxito de buena comunicación 
  3. Propuestas para mejorar la comunicación

Antes de comenzar, Serafín ya había explicado que el evento estaba motivado por el debate que había suscitado un post de su blog y cómo iba a ser el funcionamiento.

Para poder seguir la conversación en un TweetUp es necesario que los tuits incluyan una etiqueta (o hashtag) ya que te ayuda a filtrarlos y a leer los de las personas que no sigues en Twitter: #comgestionclinica

Serafín nos lo puso más fácil porque compartió un enlace a Twubs, que es una herramienta donde puedes ver automáticamente, a tiempo real,  todos los tuits que lleven una determinada etiqueta. Este es el enlace.

Participó mucha enfermería, médicos de distintas especialidades, gestores, profesionales de otras categorías y también profesionales de la comunicación en salud. 

Una de las cosas estupendas que tienen las redes es que acercan a profesionales que, habitualmente, no debaten juntos. En el ámbito sanitario hay una larga tradición de juntar a cada oveja con su pareja, perdiéndose la riqueza de aportar desde diversas miradas, incluyendo la de los propios pacientes.

En total se lanzaron 712 tuits.

¿Cómo hice el sketchnote o resumen visual del TweetUp?

Lo primero de todo avisé al organizador a través de Twitter.



Después, preparé la carátula o título del evento. Y avisé de que no me iba a dar tiempo a registrar todas las ideas, para que nadie se sintiera ignorado/a.



No es lo mismo hacer el sketchnote de una ponencia o de una reunión, donde alguien habla y yo no necesito levantar la cabeza del papel mientras resumo y dibujo, que tener que estar leyendo la pantalla y resumiendo lo que da tiempo a leer.

Así que crucé los dedos para que el time line no fuera excesivamente rápido y “al turrón”. (Serafin dixit)

Uno de las cuestiones que más me preocupan cuando hago un sketchnote es cómo distribuir las ideas por el papel. Me gusta registrar todo en una única hoja para que se pueda ver todo el contenido en un vistazo. Así que lo primero que hago es elegir el tamaño del papel. 

Para ponencias de unos 20 a 30 minutos suele ser suficiente con una hoja tamaño A5. Si trabajo con una libreta Moleskine de dicho tamaño, a veces empiezo en la página de la izquierda y tengo la hoja de la derecha de comodín, por si hay que expandirse un poco más.

Para ponencias de una hora utilizo el A4. Si se trata de microponencias incluyo varias en un mismo A5.

El TweetUp era una incógnita. Una hora de duración, pero no se sabía cuántas personas iban a participar y si la participación sería fluida. Sabía que había 3 preguntas y que cada una se debatiría en 15 minutos, así que había que aprovechar bien el papel. Elegí A4.

¿Qué sucedió? 

Los contenidos relativos al primer tema quedaron bastante esponjosos y los del tercero apiñados contra los límites del papel. 

Cada vez que emprendo un nuevo reto me lo tomo como una oportunidad de aprendizaje. No me van ni la vida ni las alubias en ello, así que intento divertirme lo más posible y me permito hacer dibujitos que me hacen mucha gracia.

Este fue el resultado. Como observaréis tenemos muchas barreras en nuestras organizaciones, que están impidiendo que la comunicación funcione bien. Parece que se puede resumir en una cuestión de falta de planificación, cultura organizativa y actitudes más que en una carencia de herramientas.


sketchnote factoria cuidando pensamiento visual visual thinking graphic recording


Serafín, hizo un genial resumen con palabras de esta iniciativa:



Y si quieres más información del evento, la tienes aquí.

domingo, 15 de marzo de 2015

Aprendiendo en la red: Empiezas cazando mariposas y acabas haciendo chorizos #carnavaldesalud

Una vez más, WIKISANIDAD ha convocado el Carnaval de la Salud para generar conversación en torno a un tema. Ahora nos proponen hablar de nuestro entorno personal de aprendizaje o Personal Learning Environment (PLE).  

En la era digital, acceder al conocimiento es como abrir una puerta a un espacio infinito sin principio ni final. Si no queremos ser tragados por un agujero negro, es necesario trazar una estrategia. Masas ingentes de conocimiento están ahí fuera, amenazándonos a un click de distancia. Hay toda una comunidad generando contenido de gran valor. Por tanto, como en el juego de la oca, de click en click y tiro porque me toca, podemos pasar horas yendo de un lugar a otro sin que el viaje revierta en nuestro aprendizaje ni en el de las personas que integran nuestras redes.

Comenzando con un par de preguntas


Existen dos preguntas con superpoderes: ¿Qué? y ¿Para qué? 

Antes de lanzarse a la acción es muy útil plantearse qué quiero, qué necesito y para qué lo quiero, para qué lo necesito. 

Cuando hablo de crear un entorno personal de aprendizaje me refiero a domesticar el conocimiento que flota en la red de redes y darle una utilidad. Hay muchísimas cosas interesantes en el mundo… pero es preciso priorizar y decidir en qué ámbitos deseo ampliar mi conocimiento. Este primer paso, en el que se definen las áreas relevantes de conocimiento, permite estructurar las fuentes para captar, almacenar y destilar el conocimiento.

Cazando mariposas


Una vez que tengo claro qué quiero aprender, necesito atrapar contenidos valiosos. Mis herramientas favoritas son Feedly y Twitter.

Feedly me permite seguir de forma automática blogs y webs. Tengo los contenidos organizados en carpetas según las áreas de conocimiento y en orden de interés.

Twitter es, sin duda, mi lugar favorito del mundo 2.0. Es una red de personas conversando y compartiendo con personas y una fuente inagotable de serendipias. A través de los contenidos que comparten las personas a las que sigo, o realizando búsquedas, se descubren recursos que van sumando contenidos a feedly y personas que se van añadiendo a las listas de twitter. Aún tengo como asignatura pendiente mejorar la gestión de las listas de twitter. Porque, unas veces, me indigesto y otras, pierdo información relevante o llego tarde. 

Utilizo Hootsuite para seguir algunas etiquetas (hastags) en twitter. Pero, por lo general, paso más tiempo en Twitter.

Uso TalkwalkerAlerts para recibir en mi Gmail contenidos relacionados con palabras clave de las áreas que más me interesan. A través de estas alertas, a veces, descubro nuevos blogs y webs para seguir.

La suscripción a Newsletters, en muchas ocasiones, es una forma de acceder a contenidos de mayor valor que los publicados en blogs.

Además, sigo algunos canales de YouTube y recibo por email sugerencias de YouTube relacionadas con los contenidos que consumo. 

Para que esto no crezca sin parar, a medida que se añaden nuevas fuentes hay que ir sacrificando otras. No queda otro remedio. La alternativa es la infoxicación.

No me olvido del 1.0, aprovecho cualquier conversación para seguir ampliando fuentes de información y detectando nuevas herramientas. Suelo tomar apuntes en las notas del móvil para procesarlos después.

Tamizando la red


Toca arremangarse y rebuscar las pepitas de conocimiento que se esconden entre el torrente de información que llega cada día. 

El filtrado de contenidos es una labor en la que hay que tratar de imponerse una disciplina para no morir en el intento de poner a cero todos los marcadores (el de pendientes de feedly, la bandeja de entrada de Gmail, etc.). 

Suelo aprovechar los desplazamientos al trabajo en trasporte público para hacer esta tarea: separar las piedrillas del oro. En el viaje de ida mando a Pocket los post y enlaces seleccionados que han sido captados en Feedly y en la lectura de la actividad de Twitter de la noche anterior.  En viaje de vuelta completo el procesado de Gmail y Youtube y comienzo a leer contenidos. También aprovecho mientras como para seguir devorando lo archivado en Pocket. 

A veces, me envío contenidos interesantes a Gmail indicando en el asunto la acción a realizar como por ejemplo: VER VÍDEO 22 MINUTOS y lo etiqueto como pendiente. Así, en ratos libres o tiempos muertos puedo acudir a los correos etiquetados en pendientes. 

Los vídeos largos suelen ser complicados de encajar en esta disciplina. A veces me acompañan por las mañanas antes de salir a trabajar. Otras veces, los pongo de fondo mientras dibujo o los reservo para el fin de semana. En el fin de semana suelo completar el filtrado y lectura de contenidos.

Algo muy importante es borrar todo lo que no pasa el filtro del interés. No archivo nada pensando que algún día podría ser útil. Es decir, una vez leído/visto lo que está en Pocket, en Gmail, YouTube… pasa a Feedly o se borra.

Compartiendo las pepitas


Para mantener esta forma de aprendizaje es imprescindible que todos nos convirtamos en curadores de contenidos, que compartamos las pepitas de oro que descubrimos para que otras personas puedan encontrarlas y difundirlas a su vez. A medida que voy consumiendo los contenidos los voy compartiendo.

Mi lugar favorito para compartir es Twitter. Además, si conozco a alguien interesado en el tema lo etiqueto o menciono en el tuit. De esta manera, me aseguro de que lo recibe a través de las notificaciones de Twitter. Si no está en Twitter se lo envío por email o whatsapp.

Archivando para recuperar 


Aunque me costó cogerle el tranquillo a Evernote, ahora mismo, es mi herramienta favorita de almacenamiento. Lo que más me gusta es la flexibilidad para acceder a la información. Además de guardarla en carpetas por temas (libretas) te permite añadir cuantas etiquetas quieras. Un buen etiquetado es esencial para rescatar rápidamente lo que te interese en un momento dado. Desde Feedly Premium se puede archivar contenidos directamente en Evernote, lo que ahorra mucho tiempo. 

También, tengo instalado en Chrome el Webclipper de Evernote con el que guardo y etiqueto en un par de clicks lo que tengo abierto en el navegador.

Creando contenidos o haciendo chorizos


Si el proceso de absorción de nuevo conocimiento ha funcionado bien y el dospuntocerismo ha calado en todo tu ser, lo lógico es atreverse a aportar a la comunidad que aprende en red algún contenido que vas a elaborar combinando lo que has aprendido. Esto es como hacer chorizos, cortando de aquí y de allá mezclando y dándole el toque personal de sal, pimentón dulce y pimentón picante se obtiene un producto nuevo y delicioso.

El lugar por excelencia para hacer esto es el blog. Yo utilizo Blogger porque me parecía la herramienta más sencilla y con la curva de aprendizaje más baja. Además, cuando genero contenido en el blog lo difundo en twitter. A veces, programo estos tuits con Hootsuit para repetir la reseña a diferentes horas o días. Pero, no tengo establecida una estrategia de difusión de contenidos.

También genero y comparto presentaciones en SlideShare, sketchnotes en Flickr y vídeos en YouTube.

El desarrollo de contenidos es lo que más me cuesta, creo que es porque la parte de tamizar aún no rueda del todo bien y me consume un tiempo que no puedo dedicar a crear contenido. 

Espero que  este Carnaval de Salud me ayude a revisar mi PLE y aprender nuevas maneras de gestionar el caos que reina ahí fuera.

Veámoslo ahora resumido en monigotes



domingo, 8 de marzo de 2015

Congreseando y desvirtualizando

Este año el Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico se ha celebrado en Valladolid, del 5 al 7 de marzo.

Llegué con mis lapiceros afilados dispuesta a hacer tantos resúmenes visuales o sketchnotes como fuera posible, pero… hubo dos problemillas:
  1. Los asientos no disponían de ninguna superficie de apoyo para escribir. No pido mucho. Una pala abatible es mejor que nada.
  2. Las salas permanecían en una penumbra estupenda para sestear, aunque ciertamente incómoda para tomar notas. 
Foto de Iñaki Etxebarria
A pesar de que arrojé la toalla en varias ocasiones…

Me rindo... sin iluminación en la sala, la wifi no me chuta... no puedooorrrr #7cronicos
… el poder de los rotus me acompaña y conseguí completar 6 sketchnotes. Aquí los tienes:


Ponencia inaugural de Diego Gracia Guillén

sketchnote congreso cronicos 2015

Intervención de Rafael Bengoa en la mesa redonda sobre la crisis del modelo asistencial

sketchnote congreso cronicos 2015

Comunicación de Andoni Arcelay en la mesa redonda sobre la crisis del modelo asistencial

sketchnote congreso cronicos 2015

Presentación de la mesa sobre el perfil del paciente activo, moderada por Joan Carles March

sketchnote congreso cronicos 2015

Intervención de Elena Briongos en la mesa de perfil del paciente activo

sketchnote congreso cronicos 2015

Mesa de Atención integrada a la persona con trastorno mental grave y crónico

sketchnote congreso cronicos 2015




No todo fue sentarse a escuchar, también me tocó hablar un ratito.
Foto de Ana Rodríguez

Y, sin duda, lo que quedará ligado a la memoria de este evento son los reencuentros y las desvirtualizaciones, especialmente la de Chema Cepeda. Ten por seguro que si nuestros caminos no se hubieran cruzado en algún punto de la red de redes este blog no existiría. El me pescó. Fue el primero en ver que los monigotillos eran capaces de contar muchas cosas. Ahora me he convertido en otro nodo de esta inmensa red que no para de hacer conexiones...

Y aquí finaliza la crónica del evento. Te dejo con las sonrisas de estas personas tan especiales. 

De izquierda a derecha: Chema Cepeda, Iñaki Etxebarria, (yo), Azucena Santillán, Esther Gorjón, Fernando Guzón, Estibaliz Gamboa, Rosa Pérez, Rodrigo Gutiérrez

O ¿nos prefieres así?: